Regionales

Trabajadores camioneros se quejan por las restricciones para acceder a los carnet

El certificado de apto para conducir profesional para chóferes de camiones es otorgado por el Instituto Nacional de Tecnología industrial (INTI), antes el mismo era otorgado por la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) esa institución otorgaba el apto para conducir por 6 meses, ahora el mismo tendrá una vigencia de dos años. Sin embargo, las condiciones para acceder a él serán aun más estrictas. Una de las causales que impide acceder al certificado es el sobrepeso -dijo un trabajador camionero a este medio- y esto se esta aplicando en varios casos.

En la 8° Asamblea Extraordinaria del Sindicato que se llevó a cabo en el estadio Municipal N° 1 de Comodoro Rivadavia, el secretario general Jorge Taboada advirtió a los camioneros sobre esta situación.

Se refirió a la situación de los insulinodependientes y los chóferes usuarios de audífonos. Al respecto indicó que son disposiciones de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, que depende del gobierno nacional.

Lo no dicho en este tema es el impacto de las condiciones laborales en el peso de los trabajadores. El trabajo nocturno, las jornadas extendidas (sobre todo en los yacimientos), el sedentarismo propio de la actividad, la imposibilidad de realizar actividad física mientras se está en el «el campo» son algunas de las variables que inciden en el peso y la salud de esos chóferes.

SOBREPESO

 

El trabajo por turnos que requiere cambiar los patrones de sueño continuamente incrementa el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y obesidad, reveló un estudio en Estados Unidos.

Según los in

vestigadores del Hospital Brigham y de Mujeres en Boston, dormir poco o a horas que son inconsistentes con nuestro reloj biológico interno provoca que el organismo tenga dificultades para controlar los niv

eles de azúcar en la sangre.

Estudios en el pasado, tanto en laboratorio como epidemiológicos, ya habían demostrado este riesgo.

Pero ahora, por primera vez, los científicos llevaron a cabo una investigación en la que sometieron a 21 individuos a un ambiente controlado en el cual alteraron los patrones de sueño y dieta de los participantes durante un período largo.

El objetivo de la investigación era simular las horas de trabajo nocturno o un jet lag recurrente y analizar su impacto en el organismo.

DIABETES

Los resultados, publicados en Science Translational Medicine, mostraron que los cambios en los patrones normales de sueño interrumpen los procesos metabólicos del organismo.

Incluso se observó que algunos de los participantes desarrollaron síntomas de diabetes a las pocas semanas, afirmaron los investigadores, según una nota de la BBC Mundo.

Escribir comentario