Policiales

Asesinato de Brian Gómez: «Le pegaron en la nuca y no se levantó más»

El joven Brian Gómez de Comodoro Rivadavia falleció días después de protagonizar una pelea en un pub céntrico, que continuó en la calle. En ese marco intervino la policía. Hoy comenzó el juicio que tiene como imputado a un policía, que según Fiscalía fue quien asestó el golpe mortal a Gómez. En la jornada de hoy declaró un testigo que aseguró que patovicas y policías se acercaron a los chicos que estaban peleando y comenzaron a pegarles para separarlos, y que uno de los oficiales golpeó a la víctima con un bastón tonfa. El imputado en este juicio abreviado es el empleado policial Ángel Luis Hernández.

TESTIMONIO

El hecho ocurrió el 15 de septiembre de 2.018. Uno de los testigos, amigo de Brian, recordó en la jornada de hoy que esa noche salieron a tomar algo y que en un momento «lo sacan a Brian para afuera porque había peleado con alguien. Afuera en la calle continúa la pelea, atraviesan una vidriera, suena la alarma y entra la policía y los de seguridad del pub a pegarle a los chicos. Lo golpean a Brian en la nuca y cayó inconsciente, no se levantó más. Los golpean para separar, pero un policía lo golpea a Brian con una tonfa», recordó el testigo. También mencionó que participó de una rueda de reconocimiento de personas donde reconoció a la persona que efectuó el golpe. Mañana martes continuará el debate con la declaración de más testigos.

EL JUICIO

El tribunal de debate fue conformado por los jueces Mónica García, Jorge Odorisio y Mariel Suárez; el Ministerio Público Fiscal fue representado por Cecilia Codina, fiscal general y Eve Ponce, procuradora de fiscalía; en tanto que la querella fue ejercida por Lucía Pettinari y Luciana Risso, defensora Jefa y adjunta de la Defensa Pública respectivamente. Por su parte la defensa de Hernández fue ejercida por Daniel Fuentes, defensor particular del mismo y la madre de la víctima fue acompañada por profesionales del SAVD.

La fiscal Codina en su alegato se refirió a que va a probar en el debate el hecho acontecido el pasado “15 de septiembre de 2.018, siendo las 04,50 horas aproximadamente, cuando Brian Gómez y M. P., quienes habían protagonizado una discusión dentro del local comercial Drawn, sito en la calle San Martín N° 373 de esta ciudad, fueron expulsados del mismo. Dicho local comercial contaba con dos personas de seguridad privada en el interior del mismo y en su puerta de ingreso con la presencia de dos efectivos de policía adicional, siendo estos Luis Ángel Hernández y Santiago Casner.

Según la Fiscalía, Una vez afuera del local comercial, ya expulsados, M. P. acompañado de su novia, su hermano, y tres testigos, se dirigieron por la calle San Martín hasta el lugar comercial Galatea modas sito en la altura catastral 321. Ubicados frente al local de modas antes mencionado, arriba al lugar el joven Brian Gómez con el fin de continuar la discusión que les había costado la expulsión del local comercial, propinándole Gómez a uno de ellos un golpe de puño y a continuación se produjo un forcejeo entre Gómez y M. P. dentro del hall de dicho local de modas, cayendo ambos sobre la vidriera provocando la activación de la alarma de seguridad del local comercial. A raíz de esta última situación descripta intervinieron en la reyerta, dos testigos.

Ante la pelea, llegan al lugar, los dos policías adicionales del local “Drawn Pub”, Hernández y Casner, acompañados por las dos personas de seguridad privada de dicho local comercial. El suboficial mayor Ángel Hernández a través de la utilización de un bastón tipo tonfa, sin mediar voz de alto, le asestó un golpe en la cabeza a Brian Gómez en la zona tempo parietal derecha, ello con un excesivo abuso de sus funciones y con pleno dominio y control de la fuerza, en razón de portar el bastón antes mencionado sin la capacitación y acreditación policial necesaria para ello. A raíz del golpe dado por Hernández a Gómez, este último perdió la conciencia y cayó al suelo sin volver a reaccionar. A continuación de manera inmediata Hernández y Casner se retiraron del lugar, quedando la víctima tendida en el suelo. Al lugar arribó un móvil policial de la seccional primera de policía y a continuación la ambulancia del nosocomio local.

A raíz del golpe asestado por Hernández a Brian Gómez, este último fue trasladado al Hospital Regional, sufrió un traumatismo derivado en un hematoma subdural derecho y hemorragia subaracnoidea, que requirió tratamiento neuroquirúrgico de urgencia, lo cual produjo una hipertensión endocraneana refractaria debido a trauma encéfalo craneal grave, produciéndose el deceso del mismo el 23 de septiembre de 2.018. Calificando jurídicamente el mismo como “homicidio simple, con dolo eventual” en calidad de “autor” para Hernández.

La querella por su parte adhirió en todos sus términos al hecho relatado por la fiscal y asimismo compartió la calificación jurídica del mismo; planteando subsidiariamente la figura de “homicidio preterintencional” en calidad de “autor” para Hernández.

LA DEFENSA

La defensa por su parte planteó la inocencia de su defendido, no propinó el golpe que puso fin a la vida del joven Brian Gómez. Esto “se probará por los elementos probatorios, sobre todo por pruebas testimoniales, que son confusas y contradictorias”. Hay un grupo que se enfrentó con Brian Gómez, que lo superaba en número, en estas circunstancias se produce una reyerta y en esta Brian recibe un golpe en la cabeza. “No discutimos que Hernández estuvo en el lugar”, pero si controvierten que no fue él el que aplica el golpe a Brian. Todo esto será esclarecido a lo largo del debate, concluyó el defensor. Subsidiariamente planteó la figura de “homicidio culposo”.

Por su parte el imputado Hernández accedió voluntariamente a declarar recordando que ese día cumplía servicio de adicional en el “Draw pub” y que comienza una pelea en el interior del local. Los patovicas sacan dos personas que bajan peleando y él se pone en el medio. Luego se separa y Gómez le refiere que se iba a trabajar, cuando se acerca otro compañero y le dice “¿si no le da la nafta para pelear?”. Entonces Gómez vuelve y explotan los vidrios del comercio y salta la alarma. Sacan a Caballero que estaba encima de Gómez y éste último sale trastabillando y cae a dos metros, y se pega en el cordón o en una rueda de camioneta. En el momento que cae otra persona le pega a Gómez, recordó. Nunca usó una tonfa, concluyó Hernández.

Escribir comentario